Saliendo del túnel

¿Cual es el episodio histórico o personal que ha hecho que te quedes pegado a un aparato de radio? ¿Un golpe de Estado? ¿Una guerra? ¿Un partido de fútbol? ¿Un atentado?

Pero no solo las noticias nos han acompañado con la radio. La música, los programas de humor, las radionovelas, los magazines, las entrevistas…

Los que hemos nacido en los años setenta tenemos muchos recuerdos aún asociados a la radio tradicional porque la hemos visto mucho en los negocios de nuestros padres y abuelos, en la calle los fines de semana cuando los matrimonios mayores salían a pasear pero el señor escuchaba el partido en un receptor pequeñìto que llevaba pegado a la oreja, mientras su señora caminaba callada junto a el saludando al resto de vecinas que caminaban en las mismas condiciones.

No se trata de ponerse abuelo cebolleta, pero hemos tenido la suerte de vivir momentos muy interesantes tanto en las radios grandes como en las pequeñas. Me acuerdo de las radios piratas. En mi pueblo había una que dicen que emitía desde dentro de una cueva ¿Se puede ser más pirata que eso?

Cuando escribo este post para mi blog, estamos viviendo una situación de emergencia sin precedentes desde la guerra civil española y que va a traer unas consecuencias que seguro van a dudar unos años. La gente está encerrada en sus casas durante mucho tiempo, sin poder hacer muchas de las cosas que hacen habitualmente, por lo que el consumo de ocio se ha disparado, junto a las actividades nuevas que se han impuesto como es aplaudir a las personas que trabajan por los otros, hacer las compras imprescindibles etc

El Covid 19 ha vuelto a unir a la gente junto a la radio para informarse de las últimas novedades pero ahora se suma el Podcast como otro canal de comunicación hermano.

Yo no voy a entrar a analizar las diferencias entre radio y podcast (por lo menos ahora) porque además son dos medios que conviven juntos y que usan un lenguaje muy parecido (casi igual)

Saturación de ocio: Cuando no eres una persona de las que ejerce una “actividad esencial” parece que puedes caer en la inactividad pero en mi caso no ha sido del todo así porque en los últimos tiempos y por circunstancias varias, he podido trabajar en casa y siempre he tenido muchos proyectos a medias que ahora he podido avanzar e incluso terminar.

Retomar actividades como el collage me ha permitido avanzar en la imagen gráfica de mi podcast personal de entrevistas Diario viajero. He podido desarrollar toda una colección de imágenes que de alguna manera representan el concepto de mezcla que inspira mi programa, por otra parte, cada vez más heterogéneo y disperso. El tercer episodio de Diario viajero que publicaré el día 15 va a ser precisamente un collage sonoro en forma de diario de mi encierro en casa.